11Nov
2013

Vinilos decorativos, lo que necesitas saber

Los vinilos decorativos son una alternativa ideal para la decoración de paredes, pudiendo elegir entre una inmensa variedad de diseños, formatos y precios. ¡Encuentra el tuyo!

Vinilos originales, muñequitos del semáforo y paracaidistas

Decorar una pared presenta tantas alternativas diferentes, que podemos vernos ante la dificultad de no saber qué elegir: si un cuadro, un espejo, un estante o una combinación de colores. Y ahí es donde entran los vinilos decorativos cada vez más recurridos en interiorismo, para ofrecer un aspecto diferente, alegre y bonito a través de formas, dibujos y colores en la pared. Los vinilos son un material plástico que se adhiere fácilmente a la pared y nos ofrece imágenes geniales, desde formas geométricas y otras más abstractas, hasta diseños artísticos acabados en brillo o en mate, o incluso paisajes, detalles, dibujos animados… Los vinilos decorativos son una de las mejores formas de transformar una pared.

Vinilos decorativos, elefantes en el cabecero de la cama

¿Dónde adquirir buenos vinilos decorativos?

En Internet podemos hallar una gran cantidad de tiendas online especializadas en la venta de este tipo de artículos, como por ejemplo Decohappy para habitaciones infantiles. Si preferimos adquirirlo en alguna tienda física, podemos recurrir a las grandes cadenas de tiendas de muebles y complementos de decoración para el hogar, desde IKEA, Leroy Merlín y Teyoland (las más económicas) hasta otras de mayor calidad como El Corte Inglés. En cualquier caso, podemos encontrar vinilos decorativos en cualquier tienda de menaje del hogar o incluso en mercadillos o tiendas del Todo a Cien, aunque en estos últimos casos, nos encontraremos con vinilos de diseños simples y menor calidad.

Vinilos en pared, dibujo telefono y llamada, hola en muchos idiomas

Buscando la originalidad

Si explotamos bien todas las oportunidades que nos ofrecen los vinilos decorativos podemos conseguir efectos geniales fusionando realidad y pintura, al estilo de los diseños elaborados por Deborah Bowness. Esta artista representaba en papeles hechos a mano escenas típicas de cualquier hogar: una estantería, un mueble de cocina al lado de una ventana, una silla junto a unas fotografías… de tal forma que al colocar estos vinilos en su contexto adecuado, el papel pintado quedaba totalmente integrado en la decoración de la casa, y cuando uno mira la pared no sabe con exactitud qué muebles son reales y cuáles no. La originalidad, pues, podemos buscarla siguiendo este mismo ejemplo: buscando vinilos decorativos que encajen y se complementen con el mobiliario real, transmitiendo esa falsa impresión de que la pintura es una prolongación de la realidad.

Vinilos, simulación de muebles, perchero, reloj, etc.

¿Cómo colocar vinilos decorativos?

Para colocar vinilos decorativos lo único que tenemos que hacer es preparar bien la pared (que esté limpia y lisa) y extender lentamente el diseño adquirido sobre la superficie deseada. Mientras lo extendemos, hay que retirar el papel soporte del vinilo dejando que el transfer se vaya adhiriendo a la pared. Cuando ya está todo pegado, se repasa con un trapo o espátula ejerciendo un poco de presión sobre el vinilo para asegurar su adhesión. Finalmente, hay que retirar el transfer de la pared con gran cuidado. De esta forma tan simple y económica, los vinilos decorativos alegran las estancias del hogar y sorprenden a los huéspedes que nos visitan.

Fotografías: Plage Vinilos y Decoración, Plage Vinilos y Decoración, Plage Vinilos y Decoración, Plage Vinilos y Decoración.

Me encataría que dejases un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *